Y ahora, unos segundos para la publicidad… abusiva

Se habrán dado cuenta ustedes que cuando encienden la droga que se enchufa, es muy fácil que la primera imagen que vean sea la de un anuncio. Quitamanchas, detergentes, comidas rápidas, seguros… etc. Estamos ya muy lejos del charlatán que iba por los pueblos con el carromato lleno de crecepelos y otros elixires milagrosos y que a gritos vendía su mercancía. Esos eran tiempos pretéritos, de economía agraria y pocas alegrías que no fueran «duelos y quebrantos los sábados, y algún palomino de añadidura los domingos». Sigue leyendo

de Aguador Publicado en Social