Socialismo (para torpes)

<div style=”margin-bottom:5px”> <strong> <a href=”http://www.slideshare.net/Castuo/una-vision-esclarecedora-del-socialismo&#8221; title=”Una vision esclarecedora del socialismo” target=”_blank”>Una vision esclarecedora del socialismo</a> </strong> from <strong><a href=”http://www.slideshare.net/Castuo&#8221; target=”_blank”>Carlos</a></strong> </div>

Madre no hay más que una… e inmigrantes, demasiados

… y si no, que se lo digan a Lerele Pajín, cuya madre ha resultado ser una de las madres del cordero en el sainete de Benidorm. Que eso, como ya nos olíamos, va a terminar como el rosario de la aurora: los presuntos tránsfugas, cuales hijos pródigos, volverán a casa reconciliados con el líder bienamado y con Benidorm bien agarrado entre las garras.

Pero de madre a madre y tiro porque me toca. Ahora resulta que Esther Piqueras, madre de Karma Chacón (el Ejército purga culpas pasadas presentes y futuras aguantando estoicamente a una menestra de su perfil) protagonizó un acoso a una periodista que no quiso firmar un contrato presuntamente menos ventajoso e ilegal. Se desprende de las informaciones que la señora Piqueras actuó como una sátrapa, despreciando en todo momento a la periodista y a su abogada. Más aún si tenemos en cuenta que la empresa en la que trabaja está generosamente nutrida de dinero público (que, recordemos, no é de naide) y que por tanto la señora Piqueras no podía comportarse como reina del mambo y ahí me las den todas.

Esther Piqueras

"Estoy emocionadísima, o sea, tía, hemos ganadooooooooo..."

Los hechos tienen de curioso otro detalle: que en ese momento era alcalde de L’Hospitalet el actual ministro de Trabajo, Celestino Corbacho. Ya entonces el futuro ministro dio muestras de saber mirar a otro lado cuando convenía. Claro: cuando se tiene mayoría absoluta en el consistorio municipal (como no podía ser de otra forma en el cinturón rojo de Barcelona), se puede esperar tranquilamente a que la débil oposición deje de bramar, aunque tenga razón. De esas mañas en tono menor pasó Corbacho a aprender a aplicar tippex a las estadísticas ministeriales y a vendernos la burra de que los parados no son tantos como dicen los diarios de la derechona. Y a otras marrullerías que en su momento explicaremos.

Hasta aquí, parece que los socialistas se las prometían muy felices. Pero ya una indefinible sensación de hartazgo empieza a hacerse visible en muchos lugares de España. Significativamente en Andalucía, donde creíamos que el pueblo seguía aletargado con las zalemas del PER. No me extrañaría que esa sensación de hartazgo llegara también a Cataluña. Sin embargo, más vale que Rajoy no se frote las manos en lo que a Cataluña respecta. Los votos que de otro modo y con una política más valiente hubiesen ido a parar a su sarró, irán a parar al de Josep Anglada, menos acomplejado y tacticista (por más que no tenga nada que perder). Un señor cuyas ideas han sido tachadas hasta hace cuatro días de fachas, neonazis, xenófobas y bla-bla-bla. Sin embargo, el consistorio de Vic ha adoptado medidas en consonancia con esas ideas. ¿Razón? El miedo a que el polvorín en que se está convirtiendo Vic a causa de la inmigración explote en la cara a los partidos tradicionales y les prive de la mamandurria municipal en beneficio del “fascista” Anglada, cuyas ideas han sido aplaudidas por muchos vecinos en Vic.