Burlas anticatólicas (y III)

Pero hay más. Al margen de que la Iglesia deba poner orden en sus asuntos internos -cosa que sin duda debe hacer para poder enfrentarse con éxito a los enemigos externos (Mt 12:25)-, tampoco ayudan dos clases de críticos: los extremosos y los ateos. Los extremosos, según mi observación, quieren una versión católica extremadamente rígida,…

Burlas anticatólicas (II)

La incomodidad que provoca el catolicismo ha llegado incluso a la vida cotidiana. Dadas las condiciones mencionadas, uno deja de decir que es católico. A ¿nadie? le gusta que le traten de “meapilas” o cosas peores. Se trata al catolicismo como la “enfermedad infantil de la nueva humanidad”. Uno deja hasta de ir a misa;…

Burlas anticatólicas (I)

Ser católico en un mundo que, según parece, está dejando de serlo, es buscarse problemas. Por supuesto, no se trata de sacar el hacha y decir que uno es más católico que los demás porque lo proclama a los cuatro vientos. Recordemos siempre aquello de «el que esté limpio de pecado tire la primera piedra».…

Anticristos de tres al cuarto (y II)

Ésta también es para Adela, con cariño Para todos estos grupos o «Estados dentro del Estado» de la Iglesia, al parecer, cuenta menos el interés general de todos los católicos que el suyo propio. Pongamos, por ejemplo, la revisión de criterios que el Papa Francisco ha forzado respecto de la nulidad canónica, en el sentido…

“Anticristos” de tres al cuarto (I)

Para Adela, con cariño Hoy me da la gana de hablar de religión. Concretamente, de la religión católica, perseguida sin tapujos en dar-al-Islam ante la indiferencia de muchos (los cristianos que han degollado en Siria apenas han durado un día como noticia: Siria queda muy lejos y ya hemos hablado de ello) y perseguida algo…

Impresiones tardoveraniegas

Se acaba el verano y la gente encara la vuelta al trabajo con el temido síndrome postvacacional. Que, a decir verdad, parece más bien invención de psicólogos, habiendo tanta gente que después de ese verano no va a volver al trabajo; o que, quizá con peor suerte, su época de trabajo es el verano y…