Paraísos


De acuerdo con su etimología, paraíso viene a significar «jardín amurallado» en el que son posibles toda felicidad y toda perfección. Quizá por eso no hay religión que no tenga una representación, por breve que sea, de la máxima felicidad. Cierto que es una utopía (en el sentido que no existe un «lugar» concreto en la tierra en que concurran tales circunstancias); pero es una utopía que ayuda a «vender» la religión. Recuerden ustedes, si no, «el Jardín de Alá y las setenta huríes» que los mulás prometen a jóvenes sin porvenir –pero bien aleccionados– si se dejan matar y además se llevan por delante a tropecientos infieles. Matar «está mal» en todas las religiones; pero cuando se hace en nombre de Dios o por la Jihad tiene disculpa, de toda la vida, oigan.

Así ha ocurrido con las religiones laicas (no es tan contrasentido como parece). De igual modo el comunismo, que también es una religión laica servida por sacerdotes homologados por el Partido, tiene su paraíso y es tan redentora como el cristianismo, si no más. Revisen los escritos de los socialistas del siglo XIX: hablan del «obrero» como alguien a quien redimir de su miserable existencia –y en verdad lo era entonces, como lo es ahora la de aquellos que en el Sudeste asiático fabrican zapatillas deportivas para multinacionales de todos conocidas–. Hablan de que su religión laica socialista proveerá a cada cual según su necesidad (argumento económico), lo cual hará de la vida en la tierra un paraíso –supuestamente–.

Retomo la idea del primer párrafo, y les recuerdo que el paraíso es un jardín amurallado. Todo puede ser perfecto, habrá bondades sin cuento; pero limitado a lo que hay dentro de las murallas. Recordemos también que Dios prohibió a Adán y Eva «comer del fruto del árbol de la ciencia del bien y del mal» (Gen 2, 16). La religión laica comunista no podía ser menos y está sembrada de cadáveres de personas que se percataron de que andaban desnudos y que además habían sentido vergüenza de ello (Gen 2, 25). Así, se es perfecto comunista cuando no se cuestionan las decisiones del Partido-Dios y no se tiene –o no se quiere tener– conciencia de ir desnudo. Porque, como dice la Biblia (Gen 2,17), «porque el día que lo hagas quedarás sujeto a la muerte». Camino que, como ustedes saben, es el que han seguido los disidentes y muchos que han querido escapar del «jardín amurallado» comunista. En pocos días hemos tenido dos ejemplos de ello: Orlando Zapata, disidente cubano, y don Joaquín Montero, ex segundo teniente de alcalde de Paradas, Sevilla.

Por eso sorprende el edenismo –y adanismo– de algunos presuntos representantes de la izquierda, que a pesar de la caída del muro en 1989 no quieren renunciar al paraíso (o a lo que ellos creen que lo es). Y más sorprende cuando escarbamos en su biografía: en no pocos casos resultan ser niños pijos con mala conciencia burguesa, que nunca jamás han vivido la utopía comunista ni se han planteado seriamente vivirla. Niños pijos que gracias al dinero de papi pueden ir a buscar un revolcón con alguna mulata (o mulato, o mulatito, que plumíferos y pedófilos también los hay), como recordamos aquí.

Pero está claro que los progres viven en el paraíso intelectual: van desnudos y no se avergüenzan de ello; y por supuesto, no comen del fruto del árbol del conocimiento del bien y del mal. Porque ése es el verdadero infierno: saberse desnudo y tener que disimular donde se supone que existe la «felicidad suprema» (y en verdad, Cuba sería un verdadero paraíso, gracias a la bonhomía, hospitalidad y sencillez de sus gentes, paisajes aparte).

Comer del «árbol del conocimiento del bien y del mal» supuso para Eva y Adán la expulsión del paraíso; en la gráfica expresión bíblica, «quedar sujeto a la muerte». Y sin remisión: no se puede volver a entrar una vez expulsado. Queda uno sometido, pues, al dominio del tiempo, de la forma y de la estructura. No le queda otra que madurar, en una sola palabra; porque para que una dictadura dure en el tiempo, necesita que todos aquellos sobre los cuales ejerce el poder se mantengan de grado o por fuerza en una condición infantil o preadolescente.

Por eso sale ahora el indocumentado del tal Willy Toledo a contarnos la «verdad versión Granma 2.0». Que dicho sea de paso, no es un «gran» actor como Bardem (a éste, al menos, le han dado el Oscar) y cuyo mayor mérito parece haber sido el de participar en una astracanada en la que se burlaba del bodorrio de la hija de Aznar (que a un servidor de ustedes no le pareció bien en cuanto tal bodorrio). Sin embargo y a juzgar por las apariencias, el mejor papel lo hizo en La Habana, que, como todos los avisados saben, es un inmenso plató donde todo se filma, se graba y –sobre todo–, se ve y se escucha. Y se utiliza cuando conviene, como ahora.

Por eso, no se tomen ustedes en serio las declaraciones de un cómico de la legua cuyos hilos se manejan a un tiempo desde Ferraz y desde La Habana. Y tengan por seguro que los que mandan en el negocio de los peliculeros le darán un gallifante (papel protagonista) en algún progrebodrio que las personas sensatas no nos molestaremos en ir a ver (luego el «cine español» está en crisis, claro). Calladito estaría más guapo, eso sí. Lástima que su padre, eximio cirujano –en paz descanse–, no le ampliara la capacidad torácica para que le cupiese un corazón.

4 comentarios en “Paraísos

  1. ¿Qué vamos a esperar de alguien que se puso una camiseta de Ho Chin Minh para la gala de los Goya?

    Estoy de acuerdo en que a algunos los tienen pillados por los… vídeos. Pero en el caso de este individuo me da que él es simplemente así…😦

    Saludos cordiales.

    PS: Ya he visto que has cambiado la plantilla y que te sirvieron de algo mis exiguas explicaciones. Me alegro.🙂

    • Sí, ya he leído el detalle del carnicero de Vietnam. Valiente pedorro….

      Por lo que hace a la plantilla, me falta saber el tema de los agregadores y el “Leer más” que tienes en la tuya😉

      Saludos,
      Aguador.

    • A saber qué le deberá este pendejo a Castro. Pero lo que ardo en deseos de saber es qué es lo que le deberán ZP y Morotinos Catavinos. De Venezuela y en relación a la ETA no quiero ni preguntar, que miedo me da.

      Abrazos,
      Aguador.

Gotas que me vais dejando...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s