Madre no hay más que una… e inmigrantes, demasiados

… y si no, que se lo digan a Lerele Pajín, cuya madre ha resultado ser una de las madres del cordero en el sainete de Benidorm. Que eso, como ya nos olíamos, va a terminar como el rosario de la aurora: los presuntos tránsfugas, cuales hijos pródigos, volverán a casa reconciliados con el líder…